SOUTH CARING CON VIDESSUR

“Apenas había comenzado el curso cuando un montón de muñecas desnudas iban invadiendo la sala de profesores”- de esta manera empieza el artículo EDITORIAL de la revista Contracorriente en su número 14, que el IES “Los Pedroches” (Pozoblanco), dedica a lo que es una experiencia.

 

La miniempresa “South Caring” (“Cuidando el Sur”) se ha dedicado durante este curso a la producción y comercialización de muñecas solidarias en colaboración con la ONGD VidesSur para conseguir que, durante un año, 2.000 personas muy pobres de Zway (Etiopía), tengan un plato de comida diario.

El origen de esta idea se encuentra en Dª Salomé Triviño, profesora del departamento de Economía del IES Los Pedroches (Pozoblanco), que propuso a sus alumnos de 1º de Bachillerato un Programa Educativo que fomentara la Cultura Emprendedora con la creación de la citada miniempresa educativa en el aula.

A través de dicho Programa colaborarían con una causa solidaria, al tiempo que participarían en la X Competición de Miniempresas a nivel nacional. La propuesta generó una gran motivación en los alumnos, desarrollando su capacidad creativa, compromiso y trabajo en equipo.

Eran ellos, los jóvenes, quienes debían identificar un problema social y crear algún producto para colaborar en la solución de ese problema. Había que concretar un proyecto solidario sobre el que cimentar la idea empresarial. Una incógnita que fue resuelta cuando la profesora de Educación Física Dª Cristina García, delegada de VidesSur en Pozoblanco, persona muy dinámica y, sobre todo, implicada en las necesidades de los demás, le habló a Dª Salomé de VidesSur, encendiéndose así la chispa.

Así nació “South Caring”, que se encargaría de comprar muñecas, vestirlas artesanalmente y lanzarlas al mercado para colaborar con el proyecto de VidesSur en Zway (Etiopía).

Las ropas de las muñecas fueron diseñadas y confeccionadas por decenas de madres, abuelas, tías y vecinas de municipios de toda la comarca de los Pedroches, sobre todo de Pozoblanco.

La empresa asumió los gastos necesarios para no restar ni un solo euro del carácter benéfico de estas muñecas, de las que se han llegado a vender casi un millar de ejemplares.

Todo empezó como un proyecto de clase ideado con el objetivo de que los alumnos se desarrollaran académicamente para potenciar el emprendimiento social. Ha sido una experiencia formativa sorprendente para estos jóvenes emprendedores a nivel empresarial y de apertura al compromiso social y a la realidad global.

Valora este artículo
(0 votos)
Inicia sesión para enviar comentarios

Más en esta categoría: