Pastoral

Pastoral (4)

A principios de septiembre, en la casa María Auxiliadora (Las Palmas) tuvimos el 1º CIP todos los animadores y preanimadores de las Islas.

La Familia Salesiana se sabe heredera de la misión recibida de Dios por san Juan Bosco, que comprendió con sensibilidad y compasión la difícil situación de los jóvenes en Turín, hacia la mitad del siglo XIX.

Muy buenas a todos comenzamos el nuevo curso pastoral y este año lo hemos empezado prontito ya que el día 29 de agosto iniciamos en Andalucía el básico un grupo de 24 animadores con unas ganas enormes de tener su título de monitor de tiempo libre.

Estuvimos reunidos durante toda la semana y acabamos el viernes 2 de septiembre al mediodía.

Ha sido una experiencia muy rica que nos hace consciente de nuestra misión educativa dentro de nuestras casas además de darnos los medios y herramientas necesarias para trabajar en nuestras asociaciones.

El viernes aumento la familia ya que por la tarde se añadieron todos los animadores que durante este verano han estado en los campamentos para revisarlos. Un momento de crecimiento, de recordar anécdotas, de dar gracias a Dios por todo lo vivido y de hacer propuestas de mejora para el próximo curso.

Terminamos cenando juntos ¡pizzas! Una tradición que viene desde lejos y que es muy esperada.

El sábado y el domingo tuvimos el CIP, punto de partida para la pastoral de nuestras casas, en el trabajamos juntos el Tema 0 presentado muy dinámicamente por Mercedes y los miembros de la Comisión de pastoral y el IEF (Itinerario de Educación en la fe) que profundizamos para conocer sus fundamentos, el cómo trabajar las fichas para dar calidad a nuestros grupos de fe.

Además contamos con la visita de S. Mira Pesce que nos animó a ser animadores

Nos creáis que en el CIP solo trabajamos, también tuvimos:

  • un espacio de oración amplio y profundo para encontrarnos con Jesús y Maria que nos llaman da dar Gracias por la vida que ha crecido a lo largo de los años en nuestra inspectoría y nos invita a cuidar la vida para que siga creciendo en nuestras casas.
  • Y otro lúdico. Un grupo vio una película “cuestión de tiempo” que sirve para trabajar con los niños y el otro grupo hizo una sesión de risoterapia que fue un momento genial para recuperarnos de un día de trabajo tan intenso.
  • Y como culmen de todo celebramos juntos la Eucaristía. Tuvimos la suerte de que el Delegado inspectorial de Pastoral la celebró con nosotros.

Como veis un fin de semana muy completo que nos lanza a con un corazón agradecido hacer crecer la vida en nuestras casas en especial en el corazón de nuestros niños y jóvenes.