Sistema Preventivo

Sistema Preventivo Sistema Preventivo

EL SISTEMA PREVENTIVO DE DON BOSCO

“Incomparable ejemplo de humanismo pedagógico cristiano”, así ha sido definido por Pablo VI el Sistema Preventivo, que se basa en la experiencia de su fundador San Juan Bosco, que realizó una aportación original a la acción educativa entre los jóvenes, elaborado de forma vital por Maria Mazzarello y enriquecido continuamente por las generaciones sucesivas.

El estilo con el que don Bosco se hizo presente entre los jóvenes de su tiempo constituye una herencia preciosa para quienes hoy se consideran continuadores de su ideal educativo. La rica síntesis de contenidos, los métodos, los medios empleados para la promoción humana y la evangelización se basan en las tres palabras con las que él mismo ha querido definirlo: “Este Sistema se apoya por completo en la razón, en la religión y en el amor” (don Bosco).

Este sistema nos ha sido transmitido “como un espíritu que debe guiar nuestros criterios de acción e impregnar todas nuestras relaciones y nuestro estilo de vida”.

El Sistema Preventivo es una metodología pedagógica (Pedagogía), una propuesta de evangelización juvenil (Pastoral) y una experiencia espiritual (espiritualidad).

EL SISTEMA PREVENTIVO COMO PEDAGOGÍA

El Sistema Preventivo es también una metodología pedagógica caracterizada por:

  • La voluntad de estar entre los jóvenes compartiendo su vida, mirando con simpatía su mundo, atentos a sus verdaderas exigencias y valores;
  • La acogida incondicionada, que se convierte en fuerza promocional y capacidad incansable de diálogo;
  • El criterio preventivo, que cree en la fuerza del bien que hay en todo joven, aún en el más necesitado, y trata de desarrollarla mediante experiencias positivas de bien;
  • La centralidad de la razón, que hace razonables las exigencias y las normas; que es flexibilidad y persuasión en las propuestas; de la religión, entendida como desarrollo del sentido de Dios innato en cada persona y esfuerzo de evangelización cristiana; del amor, que se expresa como un amor educativo que hace crecer y crea correspondencia;
  • Un ambiente positivo tejido de relaciones personales, vivificado por la presencia amorosa y solidaria, animadora y promotora de actividades de los educadores y del protagonismo de los mismos jóvenes; con un estilo de animación, que cree en los recursos positivos del joven.

EL SISTEMA PREVENTIVO COMO PASTORAL

Esta propuesta original de evangelización juvenil parte del encuentro con los jóvenes donde éstos se encuentran, valorando el patrimonio natural y sobrenatural que todo joven lleva consigo, en un ambiente educativo cargado de vida y rico en propuestas; se actúa a través de un itinerario educativo que privilegia a los últimos y a los más pobres; promueve el desarrollo de los recursos positivos que tienen y propone una forma particular de vida cristiana y de santidad juvenil.

EL SISTEMA PREVENTIVO COMO ESPIRITUALIDAD

El Sistema Preventivo encuentra su fuente y su centro en la experiencia de la caridad de Dios, que previene a toda criatura con su Providencia, la acompaña con su presencia y la salva dando la vida.

Esta experiencia dispone al educador para acoger a Dios en los jóvenes, convencido de que en ellos Dios le ofrece la gracia del encuentro con Él y lo llama a servirle en ellos, reconociendo su dignidad, renovando la confianza en sus recursos de bien y educándolos para la plenitud de la vida.

Esta caridad pastoral crea una relación educativa a la medida del adolescente y del adolescente pobre, fruto de la convicción de que toda vida, aún la más pobre, compleja y precaria, tiene en sí misma, por la presencia misteriosa del Espíritu, la fuerza de la liberación y la semilla de la felicidad.

Valora este artículo
(0 votos)
Inicia sesión para enviar comentarios

Más en esta categoría:

Artículos relacionados (por etiqueta)